ANIMALES EN PELIGRO DE EXTINCIÓN EN AMÉRICA. EL TAPIR

Siguiendo con la serie que iniciamos en este artículo, donde explicábamos fundamentalmente las causas, seguimos con el especial de ANIMALES EN PELIGRO DE EXTINCIÓN EN AMÉRICA, ya publicado en este blog: PUMA - TUCÁN - QUETZAL - GUARTINAJA -AGUILA REAL MEXICANA - OSO HORMIGUERO

   Hoy presentamos a un simpático y pesado animal (hasta 300kg):

EL TAPIR
El tapir es  considerado familiar lejano del caballo y del rinoceronte.
El tapir es de tamaño mediano-grande, aproximadamente de 2 metros y llega a pesar  entre 150 y 300 kilos. Su cuerpo es grueso y de cabeza y cuello grandes que le sirven para poder abrirse paso entre la maleza de los bosques tropicales donde vive ahora.
El tapir tiene en sus patas cuatro dedos, tienen pelo corto y oscuro pero aunque sus crías puedan presentar manchas de color en el pelo, conforme crecen estas manchas desaparecen. Una de las características principales del tapir es su largo hocico "tubular" con el que arranca raíces, hojas, agua, hierbas y plantas acuáticas de los pantanos donde pasa la mayor parte del tiempo.

Los depredadores mas comunes del tapir son los grandes gatos como el Jaguar, además del hombre que lo caza y destruye su hábitat. Una de las maneras que tiene de defenderse es correr a toda velocidad entre el follaje, esto hace que su depredador se golpee con las ramas que va separando el tapir con su cabeza.
Actualmente 3 de las cuatro especies del tapir que quedan viven en América:
  •  Tapir norteño que se lo encuentra desde Tehuantepec (México) hasta el Ecuador.
  • Tapir andino.
  • Tapir brasileño, que se encuentra en la parte norte de Sudamérica y es la especie más común.
    La especie que vive en Argentina ( Tapirus terrestris ) está ampliamente distribuida, desde los Andes Orientales de Venezuela y Colombia hasta el norte de Argentina, donde se la encuentra en las provincias de Salta, Jujuy, Formosa, Misiones, Chaco y posiblemente en áreas restringidas de Santiago del Estero, Corrientes, Santa Fé y Entre Ríos, habiendo desaparecido de la provincia de Tucumán hace aproximadamente 60 años.
Tienen un agudo sentido del olfato, que utilizan para encontrar y elegir su alimento y detectar posibles peligros. Son solitarios y tímidos; caminan mucho y en general, necesitan de grandes áreas para vivir y su densidad (número de animales por superficie) es baja.

Tienen una tasa reproductiva baja, las hembras tienen una sola cría después de 13 meses de gestación y por lo general en la naturaleza, nacerá una cada 2 o 3 años. Las crías tienen manchas y líneas blancas sobre un pelaje pardo, lo que les ayuda a mimetizarse con la vegetación.

Se alimentan de una gran variedad de frutos, hojas, flores y corteza. Juegan un papel muy importante en determinar la estructura de las comunidades de plantas, especialmente porque dispersan semillas de hierbas, arbustos y árboles. Por ello se los denomina arquitectos del paisaje y especies clave para la conservación del ecosistema donde viven.

Para aprender más sobre el tapir, mira y escucha el video con detenimiento:




¡Recibe los últimos artículos del Blog en tu mail!